Hoy en día se habla mucho de celebrar al aire libre y me acordé de esta boda (aunque de distanciamiento social no tuvo nada!).

El lugar elegido por Lucía y Elías fue Jacksonville, con ceremonia al atardecer en el parque y luego fiesta bajo las estrellas en la plaza.
Sin dudas fue una decisión muy jugada pero tuvo su recompensa…estuvo realmente increíble!
La fiesta incluyó fuegos artificiales, el vals a las 3am y trencito multitudinario sobre el borde de la fuente (luego de varias cervezas, qué podría salir mal?)

En estos días de encierro y mucho frío, les comparto esta boda para que sientan un poquito el calor y el aire libre.

Gracias por pasar!
Al final pueden dejar sus comentarios 🙂